LA DELEGACIÓN SALVADOREÑA

El Congreso de Lausana III en Ciudad del Cabo fue un evento al que muchos cristianos evangélicos les hubiera gustado asistir. Sin embargo, el convertirse en un delegado por su país no es algo que depende del deseo de las personas o de sus posibilidades económicas.

Es el resultado de un proceso que es dirigido por las entidades que organizan el Congreso y sus corresponsales en las distintas regiones del mundo. Entre las entidades que organizan el Congreso se encuentran fundamentalmente el Movimiento de Lausana y la Alianza Evangélica Mundial además de otras que participan en menor medida. En el caso de Latinoamérica, una de las entidades corresponsales es la Fraternidad Teológica Latinoamericana.

Estas entidades y organizaciones definen los criterios y la composición de cada delegación y discriminan sobre las propuestas que las corresponsales nacionales o regionales han hecho. Teniendo en cuenta ese proceso, la delegación que representó a El Salvador se siente bendecida de haber sido designada para ese alto privilegio.

La dimensión del privilegio se comprende mejor al considerar el aspecto del tiempo: Entre Edimburgo y Lausana transcurrieron 64 años. Entre Lausana y Manila transcurrieron otros 15 años. Y entre Manila y Ciudad del Cabo pasaron otros 21 años. En los cien años que han transcurrido entre Edimburgo y Ciudad del Cabo solamente se produjeron tres Congresos del Movimiento de Lausana.

¿Cuándo será el siguiente Congreso Lausana IV? Es una pregunta que nadie puede preveer en este momento. Podría ubicarse entre el 2025 y el 2030, en el mejor de los casos. Por esta razón el haber asistido a Lausana III es un verdadero privilegio que ninguno imaginábamos ni esperábamos pero por el cual nos sentimos grandemente agradecidos y lo recibimos como un don de gracia del Señor.

¿Qué cosas fueron aquellas con las que nos encontramos en Lausana III? Lo primero que salta a la vista es la gran diversidad que posee la iglesia evangélica en el mundo. A pesar de contar con una fe común (resumida y expresada en el Pacto de Lausana) las iglesias evangélicas resultan ser mucho más multifacéticas de lo que comúnmente conocemos. Esa gran diversidad golpea cuando se concentra de manera crítica en un punto específico del planeta y con una representatividad tan amplia como los son 198 naciones.

La diversidad es el resultado de las condiciones particulares que las iglesias viven en distintas regiones del mundo y sus preocupaciones, a su vez, responden a esas condiciones. Para la región de Asia lo que ha modelado su ser evangélico es el elemento de la persecución religiosa que, para muchos, termina en el martirio. Para ellos, las preocupaciones giran en torno a la libertad de culto y la evangelización entendida primordialmente como el lograr conversiones y alcanzar un cambio en la composición religiosa de sus países.

Por su lado, los latinoamericanos mostramos mayor preocupación por el tema de la justicia como fin último de la evangelización. Hace énfasis en el discipulado y eso lleva su concepción de misión mucho más allá de la simple evangelización. Los evangélicos latinoamericanos, al menos sus delegados, mostramos una preocupación por el reduccionismo que supone el creer que la sola proclamación, sin discipulado, pueda remediar los males del mundo actual.

Los países del primer mundo, por su parte, muestran en algunos de sus principales delegados, una insistencia en sostener un dualismo no bíblico entre alma y cuerpo, entre cielo y tierra, y entre iglesia y mundo. Esos caminos han marcado en el pasado de manera muy negativa la acción de la iglesia y su razón de ser.

¿Cuál de todas estas posiciones teológicas es la correcta? Se puede responder que antes de hablar de lo correcto se debe comprender que todas ellas son válidas para las condiciones particulares que produjeron esa hermenéutica. De allí que es necesaria la sensibilidad a todas esas expresiones de la iglesia evangélica y la necesaria paciencia para saber que la cooperación y la unidad se harán más estrechas solamente cuando las iglesias vayan alcanzado consensos teológicos. Pero eso es algo que no se logra tan fácilmente. Requiere de mucho tiempo. Por ello, el extraordinario tesoro que representa el Pacto de Lausana. Un gran paso en esa tarea.


8 Comentarios

  1. ulises aguillon

    Me parece que lo mas importante y valioso es que a pesar que pudieramos diferir en las posiciones teologicas la sensibilidad y la paciencia nos permite ver a los demas con respeto y cariño, sin sentirnos mejores que los demas ni mucho menos despreciarles por que no piensan como nosotros, Gracias pastor por tenernos informados y por ser ud. ejemplo de amor y paciencia.

  2. Randolph Orellana

    Pastor Hno Mario Vega, me uno al sentir del Hno Ulises Aguillon, Dios nos manda a que nos amemos y respetemos, a todos/as los que tenemos el privilegio de ser parte de la creación de nuestro DIOS. Esperamos verle y escucharle en el mensaje que nos alimentara con la palabra de DIOS.

  3. Omar Flores

    Hermanos amados permitanme disentir con las opiniones expresadas, de manera general el articulo me parese descriptivo y sin carga subjetiva (Juicios de valor), en lo particular respecto a las posiciones teologicas aludidas percibo de igual forma que el articulo es bastante descriptivo e incluso objetivo al plantear que “La diversidad es el resultado de las condiciones particulares que las iglesias viven en distintas regiones del mundo y sus preocupaciones, a su vez, responden a esas condiciones”. En mi umilde opinión no existe ningun animo o intención de intolerancia insensibílidad impaciencia en el articulo en cuestion etc.

  4. reynaldo vasquez

    Estoy de acuerdo hno. en su apreciacion mas mi opinion esta orientada no en el contexto de la iglesia local sino en el contexto de la iglesia latinoamericana. Que hermosa es la la novia de Cristo en sus diferentes culturas.

  5. Tony Castellon

    Algo sin precendentes lo que ocurrio en ciudad de Cabo,Dios me ha dado la oportunidad de vivir en la ciudad donde se origino la reforma cristiana Geneve, Suisse.. Que apesar de que esta ciudad vivio una de las mayores glorias hoy en dia el evangelio es muy frio y la mayoria de las iglesias viven un evangelio muy moderno es por esta razon que eventos como estos vienen a refrescar el llamado que hemos recibido de parte de Dios..!!! Gloria a Dios por permitir este tipo de eventos..!! Gracias pastor Mario Vega por mantenernos informados de este gran evento su vida es ejemplo para muchas personas..!!!! Confiamos en Dios tenerlo con nosotros un dia aca en Geneve, Suisse… Bendiciones..!!!!!

  6. norman castillo

    creo que en esos encuentros nos damos cuenta de lo bendecida que es la iglesia salvadoreña y lo mucho que necesitamos mejorar y lo que es necesario hacer para no caer en la frialdad de otras iglesias es como ver las cartas del apocalipsis pero en la actualidad y espero que no se tome a mal mi apreciacion de otras iglesias en otras regiones por que tambien se que el señor se reserva un pueblo en todo lugar

  7. julio Esperanza

    Bendiciones creo que una las cosas mas importantes que se logro en esta comvencion es la tolerancia la armonia y paz conque se desarrollaron las plenarias que bueno que podamos eliminar cualquier barrera y trajar unidos para extender el Reino de Dios en el Mundo Gloria a Dios.

  8. Roselia Rosales

    Me alegra profundamente ver que en la iglesia «elim» ahora se da mas apoyo al trabajo de la mujer en el proceso de evangelizacion. He oido muchos eventos donde se anuncia a diferentes Hnas. llevando la palabra y ese es un paso gigante dentro de la iglesia salvadoreña.La biblia en el NT nos muestra como Maria Magdalena y La mujer samaritana fueron directamente comisionadas por Jesus para llevar las buenas nuevas de salvacion.Que Dios siga levantando mujeres de valor en todas partes del mundo.La delegacion salvadoreña hace eco a este llamamiento.

Comentar a Randolph Orellana