ENCUENTROS E INSCRIPCIÓN

Finalmente, después de dos días de viaje, arribamos a Ciudad del Cabo sede del Tercer Congreso Internacional para la Evangelización Mundial, conocido como Lausana III. Nuestra llegada se produjo el día sábado 16 por la tarde, hora de Sur África (ocho horas adelante de la hora en El Salvador).

En Johannesburgo, ciudad capital y puerta de entrada al país, comenzamos a encontrarnos con hermanos de diversas nacionalidades que vienen a este país con el propósito de encontrar unidos pautas para la misión en el nuevo siglo.

El vuelo de dos horas de Johannesburgo a Ciudad del Cabo lo hicimos en un enorme avión cuyos pasajeros, en una cantidad bastante considerable, eran hermanos delegados de diversos países para el Congreso Lausana III. Entre las personas que saludé recuerdo haber encontrado peruanos, chilenos, suizos, japoneses, costarricenses y coreanos.

Del aeropuerto en Ciudad del Cabo fuimos conducidos al Centro de Convenciones de la ciudad para ser inscritos. Varios autobuses se encargaban de trasladar a los delegados. Ya en el Centro de Convenciones, a pesar de que la cantidad de personas que debían inscribirse era considerable, tomó muy poco tiempo el hacerlo. Los ujieres hacen un trabajo excelente y rápido.

Es hermoso escuchar gran cantidad de personas hablando sus lenguas maternas, con su manera particular de vestir, con sus culturas propias pero, todos, con el deseo de adquirir más inspiración para obedecer la Gran Comisión del Señor Jesús.

La misión del Movimiento de Lausana es la de fortalecer, inspirar y equipar a la iglesia para la evangelización mundial en nuestra generación, y exhortar a los cristianos con respecto a su responsabilidad de involucrarse en las preocupaciones públicas y sociales de sus respectivos países.

Muchos son líderes de iglesias y denominaciones, otros evangélicos en la academia, hombres de negocios y de la vida pública, un desfile que sorprende no sólo por la cantidad sino por la diversidad. Cada región del mundo está representada en la proporción adecuada. Será una semana para orar, escuchar y reflexionar en la tarea pendiente de llevar el evangelio a toda región y a todas las esferas de la sociedad.

El versículo central del Congreso es 2 Corintios 5:19 ‘Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo.’ El lema de Lausana III sigue siendo: ‘Todo la iglesia, llevando todo el evangelio a todo el mundo’. Por la misma razón, el Congreso se divide en tres partes y dedica dos días a cada una de ellas: lunes y martes, el evangelio. Miércoles y viernes, el mundo. Y sábado y domingo, la iglesia.

El Congreso inicia oficialmente el domingo 17 de octubre por la tarde con la ubicación de cada persona en una de las 796 mesas de trabajo. Cada mesa tendrá 6 participantes con el propósito que todos tengan la oportunidad de expresarse e interactuar. La esperanza es que cada grupo en cada mesa pueda encontrar un rico y profundo compañerismo. Es una experiencia única para muchos, una experiencia desafiante para otros, pero se desea que sea una experiencia valiosa para todos.


3 Comentarios

  1. Miguel Aparicio

    Gracias por compartir este magno e historico evento que nos alienta y desafia para seguir en la Mision de la Evangelizacion, y que honra de tener al pastor como delegado.

  2. Jose Maria Chicas

    Me siento muy emocionado que nuestro pastor general nos este representando, y sobre todo que nos este informando de estos temas tan importantes como la niñez y juventud, migraciones, medio ambiente, etnicidad, globalización, bioética, medios y tecnología, oralidad, pobreza y riqueza, trabajo, misión urbana, mujeres y hombres.

  3. Rhina Acevedo

    Gracias hermano Mario por compartir con la iglesia este magno evento, me emociona saber que siendo nustro país tan pequeño forme parte de éste grandiose evento a nivel mundial, eso nos motiva a seguir predicando el evangelio de Jesucristo, Muchas bendiciones!!!!!

Comentar