APERTURA DEL CONGRESO

La tarde del domingo 17 de octubre alrededor de 4,200 delegados de 200 países comenzaron a congregarse en el Centro de Convenciones de Ciudad del Cabo para participar de la ceremonia inaugural del Tercer Congreso de Evangelización Mundial Lausana III.

Antes que las puertas fueran abiertas varios cientos de delegados de las iglesias evangélicas del planeta comenzaron a concentrarse esperando el momento para ubicar la mesa que se les había asignado en el enorme salón de plenarias. No era para menos, había 796 de ellas. Para hacer la búsqueda menos dificultosa las mesas habían sido numeradas y agrupadas en bloques con manteles de diversos colores para facilitar su ubicación.

Las actividades comenzaron a la hora exacta con una bienvenida y un agradecimiento al equipo que hizo posible el montaje logístico del Congreso. De inmediato la acción se trasladó a las mesas donde los líderes de cada una de ellas explicaron a los delegados que uno de los principales objetivos del Congreso es el establecer relaciones. Por ese motivo, se priorizó el intercambio entre las seis personas de cada mesa que fueron establecidas combinando diversas nacionalidades y por grupos de idioma para facilitar la interacción.

Después de la presentación mutua, la lectura de la Biblia y una oración, se procedió a hacer un receso para la cena. Ésta se sirvió en los pasillos del Centro de Convenciones.

Por la noche, la ceremonia inaugural fue una celebración a Dios por su don de la imaginación, la creatividad y el arte. Con una abundante presencia de música, drama, arte visual y multimedia se festejó el trabajo misionero que la iglesia ha venido desarrollando desde su fundación. Los cristianos usan el arte como una expresión natural de su adoración a Dios. Cada pueblo lo hace en concordancia a su cultura y tradiciones lo que da como resultado formas de adoración diferentes. La ceremonia de apertura fue un testimonio de la diversidad de formas de adoración usadas por los evangélicos alrededor del mundo.

El elemento que mayor impacto provocó fue el documental ‘De Pentecostés a Edimburgo’, producido por el Movimiento de Lausana para la ocasión, que presenta la historia de la expansión del cristianismo desde el día de Pentecostés hasta el Congreso de Edimburgo en 1910. Posteriormente, a través del drama, se presentó el camino recorrido hasta Ciudad del Cabo 2010 haciendo énfasis en la historia de los pioneros del evangelio en los continentes de mayor crecimiento de las últimas décadas: Latinoamérica, África y Asia.

De esa manera artística, se colocó en perspectiva histórica la responsabilidad que hoy nos corresponde de continuar llevando las buenas nuevas a todo lugar en nuestra generación. Al final de la presentación y después de diversos momentos de oración se dio por abierto el Congreso Lausana III.

La expectativa de cada participante puede tener diversos matices, pero, en general, se espera obtener una renovación para continuar la misión de llevar las buenas nuevas en toda la amplitud y profundidad que el evangelio proclama.


1 Comentario

  1. Veronica Garcia

    Hno. Mario, saludos. Gracias doy a Dios por este espacio, con sus notas podemos ser parte de este grandioso evento, pues con semenjante descripción nos remontamos hasta la ciudad del Cabo! me parece que estuviera viviendo toda esta experiencia con ustedes y llena mi corazón de motivación a seguir cumpliendo de mejor manera la gran comisión! Gloria y honra al Señor!

Comentar a Veronica Garcia