AMAMOS EL MUNDO DE DIOS (II)

El documento ‘Compromiso de Ciudad del Cabo’ que está en proceso de ser emitido como conclusiones del recién realizado Congreso Lausana III, establece en su numeral 7 que los cristianos Amamos el Mundo de Dios. En este planeta, además de la naturaleza, encontramos también a los pobres y a los que sufren.

Actualmente existen en el mundo alrededor de mil millones de seres humanos que padecen hambre y más de mil doscientos millones que viven en condiciones de pobreza. ¿Debe esto interesar a los cristianos? ¿Es este un tema relacionado con la misión de la iglesia?

El Compromiso de Ciudad del Cabo nos responde: ‘Dios hace responsables especialmente a los que han sido designados para el liderazgo político o judicial en la sociedad, pero todo el pueblo de Dios tiene el mandato –por la ley y los profetas, los Salmos y los libros de sabiduría, por Jesús y Pablo, por Santiago y Juan- de reflejar el amor y la justicia de Dios en amor práctico y justicia para los necesitados.’

Si Dios es quien defiende la causa de los oprimidos, ama a los emigrantes, alimenta a los hambrientos y sostiene al huérfano y a la viuda, su pueblo debe reflejar la misma compasión en acciones de solidaridad.

Se sabe que la compasión es en sí misma un imperativo cristiano, pero no es suficiente para resolver el problema de la pobreza. Por ello el Compromiso de Ciudad del Cabo va más allá y expresa: ‘Esta clase de amor por los pobres exige que no sólo amemos la misericordia y las acciones de compasión, sino que también hagamos justicia poniendo en descubierto y oponiéndonos a todo lo que oprime y explota a los pobres. No debemos temer denunciar el mal y la injusticia dondequiera existan.’ (…) ‘Nos dedicamos renovadamente a la promoción de la justicia, incluyendo la solidaridad y la defensa de los marginados y oprimidos. Reconocemos esta lucha contra el mal como una dimensión de la guerra espiritual que sólo puede encararse a través de la victoria de la cruz y la resurrección, con el poder del Espíritu Santo y con oración constante.’

Las buenas nuevas del evangelio no solamente buscan la salvación eterna de las personas sino la salvación de todas las expresiones del pecado sobre ellas. No tenemos derecho a limitar la liberación de Dios a aquellas áreas que nos resulten más cómodas evadiendo los riesgos y los peligros que representa la lucha en amor por la verdad y la justicia. El Compromiso de Ciudad del Cabo impulsa a los cristianos a actuar responsablemente y ser la verdadera luz que el evangelio demanda en medio de un mundo lleno de maldad e injusticia.

No llegaremos a completar plenamente la obra de Dios mientras no alcancemos la integralidad en la misión redentora del Hijo de Dios. ¿Cómo podemos ser fieles a este compromiso en nuestras condiciones? ¿Los cristianos que han incursionado en el ambiente de la política lo han hecho guiados por estos ideales evangélicos o siguiendo otro tipo de intereses? En la medida que se multiplica la cantidad de evangélicos en el país ¿cómo deberíamos discipular a los jóvenes para los nuevos retos que se avecinan?


9 Comentarios

  1. Ulises Aguillon

    Cada de las preguntas con la finaliza este reporte son de gran valor, porque durante mucho tiempo la iglesia salvadoreña a estado ajena a la realidad de nuestra sociedad, enclaustrada en sus cuatro paredes, obsevando como muchos no cristianos han llevado con gran responsabilidad la lucha en pro de los derechos de los marginados, los excluidos , los debiles, los pobres denunciando la injusticia y corriendo los riesgos de lo que eso implica, por lo cual se hace necesario releer los evangelios y notar con mayor atencion el ministerio de Cristo y su especial preferencia por lo marginados y explotados de su tiempo para que nosotros sigamos su ejemplo no solo de anunciar la buenas nuevas sino tambien de denunciar la injusticia y el pecado estructural que no permite el desarrolo de los pueblos, como esta escrito: La justicia enaltece a una nación, pero el pecado deshonra a todos los pueblos.

  2. Eneas Martínez

    Qué bueno que la iglesia no pierda de vista estos temas de tanta importancia postcontemporánea. Lo que más me alegra es que es sólo ella, la iglesia, quien tiene la visión y perspectiva correctas.

  3. Este discurso no es nada nuevo, ya lo he leído años antes y lo he escuchado años antes y no precisamente viniendo de la Iglesia Evangélica.

    Resulta interesante, estos grandes congresos mundiales para tratar asuntos de pobreza, de los marginados y oprimidos, son llevados en sendos lugares, en donde lo menos que se practica es la pobreza.

    Al leer su pronunciamiento pareciera que la Iglesia ya cumplió la comisión dada por EL SEÑOR, que el Evangelio ya alcanzó hasta lo último de la tierra y que ahora lo que tenemos que hacer es vigilar por la justicia social.

    Que lejos están las resoluciones de este congreso del primer Congreso Internacional de Evangelización Mundial (Lausana I) se llevó a cabo en 1974 en Lausana, Suiza. En aquel entonces la reunión fue convocada bajo el liderazgo del Rev. Billy Graham y reunió a más de 2700 líderes evangélicos de 150 países. La atención de la reunión fue tanto práctica como teológica y produjo el Pacto de Lausana, un documento que proporciona fundamentos teológicos para la evangelización mundial intencional y colaborativa. El Pacto incluyó quince artículos que tratan sobre temas importantes como la autoridad de las Escrituras, la naturaleza del evangelismo, la responsabilidad social cristiana, la urgencia de la evangelización mundial, fe y cultura, y la naturaleza del conflicto espiritual. El Pacto proveyó de un marco de referencia para la unidad y cientos de organizaciones alrededor del mundo lo utilizan como su declaración de fe.

    Justicia sí, pero en primer lugar con nuestros propios hermanos en CRISTO, muchos de ellos viviendo en extrema pobreza, sin trabajo, sin ocupación y con un gran potencial que desarrollar. Y “ojo” que no son pocos.

    Cuando se habla de oponerse a todo lo que oprime a los pobres, pareciera que el culpable de todo es el “sistema”, y se olvidan que es del corazón del hombre de donde salen los malos pensamientos, los hurtos, los asesinatos, etc.

    Creáme hay mucho trabajo por hacer, y aún dentro de la misma Iglesia. Recuerden que son los pastores los que darán cuenta a DIOS de sus ovejas. Mejor ganen almas, hagan discípulos y DIOS hará el resto en el corazón de los hombres.

  4. Randolph Orellana

    Me uno al sentir suyo Amado pastor Hermano Mario Vega.

    Y respalda la palabra de nuestro Dios

    SALMO 148

    1 ¡Halleluyah!
    ¡Alaben a YAHWEH desde los cielos!
    ¡Alábenle en las alturas!
    2 ¡Alábenle, todos sus malajim!
    ¡Alábenle, todos sus ejércitos!
    3 ¡Alábenle, sol y luna!
    ¡Alábenle, todas las estrellas resplandecientes!
    4 ¡Alábalo, cielo de los cielos
    y las aguas sobre los cielos!
    5 Ellos alaben El Nombre de YAHWEH;
    porque El habló, y ellos fueron hechos,
    y ordenó y ellos fueron creados.
    6 El los estableció para siempre;
    aun por siempre y para siempre,
    El ha dado una ordenanzas y no pasará.
    7 Alaben a YAHWEH desde la tierra,
    ustedes serpientes y las profundidades del agua,
    8 Fuego y granizo, nieve y llovizna,
    vientos de tormenta que ejecutan su palabra,
    9 montañas y todas las colinas,
    árboles frutales y todos los cedros,
    10 animales salvajes y todo ganado,
    reptiles que se arrastran, aves de alas,
    11 reyes de la tierra y todos los pueblos,
    príncipes y jueces de la tierra,
    12 hombres jóvenes y vírgenes por igual,
    jovenes, adultos y niños.
    13 Alaben El Nombre de YAHWEH,
    porque solamente Su Nombre es exaltado;
    su alabanza es sobre la tierra y el cielo.
    14 El ha exaltado el cuerno de su pueblo,
    otorgado alabanza a todos sus Kadoshim.
    de los hijos de Yisra’el,
    un pueblo que se acerca a El.
    ¡Halleluyah!

  5. Aldo Perdomo

    Considerando el centro del mandato que Jesus encomendo a su Iglesia en Mat 28:18-20 de “..hacer discipulos a todas las naciones..”, mucho se nos ha dicho de ‘predicar’ y/o ‘convertir’ a esas “naciones” pero se ha desconsiderado que el Señor no se referia a naciones como las conocemos hoy en dia, en terminos geograficos, mas bien la palabra era ETHNE, refiriendose a grupos etnicos, los cuales en una forma intrinsica existen en medio de cualquier sociedad, ya que seran grupos de personas con valores, creecias, conductas y puntos de vista unicos para ellos. Estos atributos colectivos son los que los separan de los demas. En muchos casos la Iglesia ha estado muy ocupada en “llevar el evangelio a las naciones” que se ha alejado de las necesidades de los diferentes Ethnos y cuando por algun motivo se ha acercado a ellos ha sido para darles un evangelio lleno de bastante liturgias y con pocas soluciones a sus necesidades diarias.
    Algo parecido ocurrio en Hechos 15 cuando la iglesia Apostolica de Jerusalen vio que en Antioquia la Igleasia estaba floreciendo, a tal grado que ya habian enviado dos misioneros y que siendo una iglesia No Judia que ellos (la Iglesia Apostolica) no habian fundado, por lo tanto cuando se les acercan lo que les ofrecen es “liturgia” es decir que se circunciden en vez de darse cuenta que Antioquia era la iglesia que estaba cumpliendo con el mandato de Jesus de Mat 28:18-20 y que Jerusalen estaba interesada en vincularse solo con los de su propia cultura, raza y tradiciones. Quiera Dios que hoy en dia la Iglesia de Dios do quira este, comprenda que llevar el evangelio requiere quitarse la corbata, enrrollarse las mangas y cargar con algunas ovejas malolientes y heridas en nuestra espalda.

  6. Randolph Orellana

    Nuestra función a nivel global como el GLORIOSO “CUERPO DE CRISTO” debe despertar, Y solo así daremos frutos como se mostró en la Iglesia primitiva.
    Veamos lo que esta plasmado acerca de ella:
    El ministerio práctico y local.
    El ministerio local, elegido por la iglesia en base a ciertos requisitos, (1Ti3:1-15) estaba integrado por las siguientes personas:
    1.Presbíteros, o ancianos, a quienes se les daba también el título de “obispo” que significaba superintendente. Estaba a cargo de éstos la vigilancia General de la iglesia local, especialmente en relación al cuidado pastoral y a la disciplina.
    Sus deberes eran principalmente de naturaleza espiritual. Se los denomina a veces “pastores” (Ef.4:11). Compararemos Hch.20:28.
    Durante el primer siglo toda comunidad cristiana era gobernada por un grupo de ancianos u obispos, de manera que no existía funcionario alguno que hiciera por la iglesia lo que realiza un pastor moderno. Al comienzo del siglo tercero un hombre era colocado al frente de cada comunidad religiosa con el título de pastor u obispo.
    2.Colaboraba con los presbíteros, o estaba asociado a ellos cierto número de asistentes denominados diáconos (Hch.6:1-4; 1Ti3:8-13; Fil.1:1) y diaconisas (Rm.16:1; Fil.4:3), cuyo ministerio al parecer consistía de la visitación, casa por casa, y del “MINISTERIO PRACTICO ENTRE LOS POBRES Y NECESITADOS. (1Ti5:8-11.)
    Los diáconos ayudaban también a los ancianos en la celebración de la Santa Cena. Como se realiza en ELIM y muchos mas.
    **PARA MUCHOS CRISTIANOS e INCONVERSOS, ES IMPOSIBLE QUE LA IGLESIA CUMPLA “AMAMOS EL MUNDO DE DIOS”.***
    PERO SE LES OLVIDA, QUE DIOS HARÁ CON o SIN EL SER HUMANO SU GLORIOSO PLAN.
    ***”Pues Así dice el señor… YO el primero, y YO el postrero.” Isa_44:6. Dios ha escrito tanto el primero como el último capítulo de la historia de todas las cosas. En el libro del Génesis, leemos con respecto al comienzo de todo: del universo, de la vida, del hombre, del pecado, de la muerte, de la sociedad. Por las Escrituras proféticas, que dan cima en el Apocalipsis, sabemos de qué manera todas las cosas alcanzarán su objetivo y consumación.
    Muchos, a igual que Daniel, se preguntan: “¿Cuál será el fin de estas cosas?” Dan12:8. Solamente Dios puede responder a la pregunta, y así lo ha hecho en las Sagradas Escrituras.

    –“DIOS LES BENDIGA” y hagamos nuestra parte, en este mundo, tan necesitado de nuestro GLORIOSO SEÑOR Y DIOS, ÚNICO Y VERDADERO.

  7. BETHSUA MARAVILLA

    es una realida por que como cistianos tenemos que ver por nuestra nacion

  8. Me parece una verdad lo que expresa este documento, los cristianos muchas veces nos hacemos indiferentes ante la realidad de nuestro pais y aun peor nos quedamos callados pero eso no deberia de ser asi por que sabemos que Dios nos ha dado la victoria cuando murio en la cruz del calvario ademas tenemos el mejor ayudador que es el Espitu Santo como die el documento es nuestra responsabilidad brillar con la luz de Cristo en este mundo de tinieblas para que todos aquellos que estan en tinieblas puedan ser liberados por el poder de Dios!!!

Comentar